La pirámide de Keops en Egipto, una de las siete maravillas del mundo antiguo con más de 4.500 años de antigüedad, esconde en su interior una enorme cavidad, reveló un estudio publicado hoy en la revista Nature.

Esta cavidad es “tan grande” como “un avión de 200 plazas en el corazón de la pirámide”, dijo Mehdi Tayubi, codirector del proyecto ScanPyramids que hizo el hallazgo, según reporta Emol.

Un equipo de investigadores de Egipto, Francia, Canadá y Japón ha estado analizando desde finales de 2015 el interior de la pirámide, utilizando tecnología puntera no invasiva, que permite ver a través de ella para descubrir posibles huecos o estructuras internas desconocidas.

El objetivo es aprender un poco más sobre la construcción de las pirámides, que siempre ha estado rodeada de misterio.

El monumento, de 139 metros de alto y 230 de ancho, se sitúa en la meseta de Guiza, en las afueras de El Cairo, junto a la Gran Esfinge y las pirámides de Kefrén y Micerino.

“Hay numerosas teorías sobre la existencia de posibles cámaras secretas en la pirámide. Si las juntáramos todas, ¡obtendríamos un queso gruyer!”, bromeó Mehdi Tayubi.”Pero ninguna de ellas predecía la existencia de algo tan grande”, añadió.
Según el estudio publicado en Nature, el “big void” (gran vacío), como los científicos denominan al hallazgo, mide al menos 30 metros de largo y tiene características similares a las de la gran galería, la mayor sala conocida de la pirámide. La cavidad se encuentra a unos 40 o 50 metros de la cámara de la reina, en el mismo centro del monumento. “El ‘gran vacío’ está totalmente cerrado, no se ha tocado nada desde la construcción de la pirámide.

Opina que es gratis