El gobierno de Venezuela trata de buscar mecanismos que le permitan salir de la profunda crisis financiera que ha llevado al país al borde del descalabro: el presidente Nicolás Maduro anunció el domingo que su administración desarrollará un sistema de criptomoneda para explorar nuevas formas de financiamiento ante la serie de sanciones internacionales.

“Vamos a implementar un nuevo sistema de criptomoneda a partir de las reservas petroleras, para avanzar en materia de soberanía monetaria”, dijo Maduro en una de sus maratonianas intervenciones.

La moneda, explicó Maduro, se llamará “El Petro” y será respaldada por las reservas de oro, petróleo, gas y diamantes.

Según el presidente, este sistema facilitará una serie de transacciones a los ciudadanos y es uno de los caminos elegidos ante lo que denominó como el “bloqueo financiero internacional” contra Venezuela.

La propuesta surge en un contexto en el que el Bolívar venezolano se ha desplomado vertiginosamente: el 1 de diciembre un dólar cotizaba en 103.000 bolívares, mientras que a finales de julio equivalía a 10.000 bolívares, según datos de Dolartoday.

Maduro adelantó que su país creará el Observatorio del Blockchain en Venezuela “como base institucional, política y jurídica para el lanzamiento de la criptomoneda venezolana”.

Opina que es gratis