El avión de la empresa boliviana LaMia que se estrelló cerca de Medellín por falta de combustible habría estado cargado con cocaína, según señala la investigación de un equipo periodístico paraguayo dada a conocer esta semana.

Según el equipo periodístico “Sin falta” en su cuenta de twitter, la aerolínea era usada como fachada con el transporte de equipos de fútbol para esconder su verdadero rubro en el tráfico de drogas.

La sospecha que se tenía, según “Sin falta”, comenzó a materializarse el pasado 4 de mayo de 2018 cuando se confirmó la detención en Estados Unidos de Marco Rocha Venegas, socio propietario de la compañía LaMia, acusado de “incumplimiento de deberes y atentado contra la seguridad en los medios de transporte”.

Este mismo documento fue publicado por el periódico boliviano El Deber, que dijo que aunque Rocha estaba en poder de las autoridades norteamericanas, en Bolivia todo se mantenía en secreto.

Rocha estaba prófugo desde que el avión que transportaba a Chapecoense se estrelló llegando a Medellín, donde el equipo de fútbol jugaría un partido de la final de la Copa Sudamericana ante Atlético Nacional.

Este tipo de viajes con deportistas, de acuerdo con ‘Sin falta’, sería la fachada que usaban los directivos de LaMia para camuflar la droga.

Para sustentar esta hipótesis, ‘Sin falta’ compartió un fragmento de la entrevista que tuvo con el abogado y político de dudosa reputación Otto Ritter, en noviembre de 2017, en donde ya se relacionaban las drogas y el fatídico vuelo de Chapecoense.

“Tenemos conocimiento de que el costo que ofrecieron otras líneas aéreas, más grandes y serias, era mucho mayor que el que ofrecía LaMia. Aparentemente LaMia ofrecía vuelos chárter muy sobre el costo. Entonces, para tener utilidades se habla, y es un comentario lamentablemente no probado, que además de llevar jugadores y equipos de fútbol llevaba cargamento de sustancias…. ¿Por qué? Porque cuando viajan equipos al exterior en un avión se relajan los controles, porque todos lo funcionarios están más preocupados de sacarse fotos con algún jugador que verificar qué lleva el avión”, explicó Ritter, varias veces candidato en Bolivia.

Este último también se refirió al control que pretendían adelantar las autoridades colombianas en el sitio de la tragedia:

“Hemos tenido información que la Fiscalía de Colombia estaba haciendo el ‘narcotest’ en el lugar del accidente, y previo a hacerlo llegó la orden de no hacerlo, y se paralizó todo, y tengo entendido que no se hizo…”.

Ritter no menciona quién o de qué país se habría dado esa orden, o por lo menos no lo hace en este fragmento de la entrevista.

Opina que es gratis