Al menos 41 palestinos han muerto y unos 1.600 han sido heridos (448 por disparos) en las protestas en la frontera de Gaza contra  el traslado de la Embajada de EEUU de Tel Aviv a Jerusalén y con motivo de la Marcha del Retorno, que reclama el derecho de los refugiados a volver a sus hogares, según los datos del Ministerio de Sanidad de Gaza.

El primer muerto ha sido identificado como Anas Qudieh, un joven de 21 años que ha fallecido por un impacto de bala al este de Jan Yunis, al sur del enclave. Poco después ha fallecido otro joven, Musab Abu Leila, de 28 años, en las manifestaciones en el este de Yabalia, al norte de la Franja de Gaza. También ha fallecido un menor de edad: Izaldin Musa Al Samak, de 14 años. 

De los heridos, 74 son menores de 18 años, 23 son mujeres y 8 son periodistas, según ha informado el Ministerio de sanidad.

“Los palestinos no aceptarán vivir bajo el bloqueo que se ha impuesto en la Franja de Gaza y están determinados a escribir su documento de autodeterminación”, ha indicado un portavoz de Hamás en un comunicado.

El Ejército israelí ha acusado en un comunicado a los islamistas de “dirigir una operación terrorista bajo cubierta de masas de gente en diez localidades de Gaza. De acuerdo a las propias declaraciones de Hamás y a la información que poseemos, Hamás intenta realizar una serie de ataques terroristas, incluida la infiltración masiva en Israel desde varios puntos que pretende dañar a los ciudadanos de Israel y las fuerzas de seguridad”.

En el texto han asegurado que en estos momentos hay “unos 10.000 manifestantes violentos en varias localidades a lo largo de la frontera, y miles más se están congregando en tiendas situadas a un medio kilómetro de la valla de seguridad”.

Las fuerzas israelíes, agregó, están respondiendo con métodos de dispersión de masas y con fuego real y están “operando de acuerdo a los procedimientos de actuación estándar”.


Vía El Diario

Opina que es gratis