En un primer balance sobre la cuestionada votación en Venezuela entregado cerca de las 10 de la mañana asegura que ya habían votado dos millones de personas,  sin embargo las calles de las principales ciudades se ven vacías y en los centros de votación solo hay fila para escanear el Carnet de la Patria.

Las cifras oficiales son solo otra parte de una puesta en escena que hoy podría caerse a pedazos por las evidencias: los centros de votación están vacíos y la campaña para que la gente se quede en sus casas ha sido un éxito, hasta ahora.

En las redes sociales ha quedado el registro.

De las 20 millones de personas habilitadas para votar, Maduro apuesta por al menos una participación de ocho millones, los que se supone votaron en la Asamblea Constituyente que derrocó al Parlamento.

Sin embargo, los informes de prensa mostraban otra cosa:

 

Opina que es gratis