Un grupo de científicos dirigido por Julia Parrish, de la Universidad de Washington, ha logrado explicar la misteriosa muerte masiva de aves en la costa oeste de los Estados Unidos, que se habría producido por culpa de un aumento de la temperatura del océano debido al calentamiento global.

Según la conclusión de los especialistas, los animales murieron de inanición al disminuir el contenido de zooplancton en las aguas del océano Pacífico, informa el portal científico Phys.org.

En otoño de 2014, los residentes de la costa oeste presenciaron un evento ecológico extraño y sin precedentes. La costa pacífica de Norteamérica, desde California hasta la Columbia Británica, estaba sembrada de decenas de milesde pequeños cadáveres de aves marinas, en lo que se convertiría en una de las mayores mortandades de aves jamás registradas.

Un numeroso grupos de más de 800 voluntarios registró los lugares y las fechas donde se encontraron los cadáveres de estas aves, conocidas como alcitas de Cassin (‘Ptychoramphus aleuticus’)​ e introdujeron la información en una base de datos especial. Posteriormente combinaron esta información con datos sobre la temperatura del agua, la circulación oceánica y la disponibilidad de zooplancton, que es el principal alimento de estas aves.


Con información de RT

Opina que es gratis