El Congreso de la FIFA votó este miércoles a favor de la candidatura conjunta de América del Norte para ser la sede del Mundial 2026, superando a la postulación de Marruecos, un día antes del comienzo del máximo torneo del fútbol en Rusia.

El 68º Congreso de la FIFA comenzó a deliberar con el principal objetivo de votar la sede del Mundial 2026, por el que compiten la candidatura norteamericana formada por Estados Unidos, México y Canadá, frente a Marruecos, en el Expocentre de Moscú.

“Parece que algunos han tenido una noche muy larga, o muy corta, según como se mire”, dijo este miércoles en la apertura del Congreso de la FIFA su presidente Gianni Infantino, regañando a los delegados que llegaron tarde a la reunión.

Las delegaciones tuvieron 15 minutos para intentar convencer a los 203 votantes presentes, que decidirán por mayoría simple.

Estados Unidos, México y Canadá presentaron una sólida candidatura conjunta con una adecuada infraestructura y antecedentes organizativos. Además, promete mayores ganancias para la FIFA, con estadios de mayor capacidad y menor necesidad de inversión.

A su vez, Marruecos, que hace su quinto intento (1994, 1998, 2006 y 2010), destacó la cercanía de las ciudades propuestas y su franja horaria, cómoda para los países europeos. Por tanto, espera un buen caudal de votos de la Unión Europea y de sus pares africanos.

Norteamérica, con una valoración de 4 sobre 5 por el grupo de evaluación de la FIFA, es la favorita, pero Marruecos, que ha acusado a la Federación Internacional de favorecer a sus rivales, cuenta con tantas simpatías como antipatías despierta la política diplomática de Donald Trump, que incluso vía Twitter ha amenazado a sus “aliados” con “cerrar el grifo” si no apoyan la propuesta de su país.

En caso de vencer la postulación norteamericana, México se convertiría en el primer país en organizar un Mundial en tres ocasiones, tras el de 1970 que vio a Pelé guiando a uno de los mejores equipos de la historia, y el de 1986, con Diego Maradona en su esplendor.

Y será la primera ocasión que una región completa acoge una cita máxima del fútbol.

El potencial de Norteamérica es fuerte: un total de 23 recintos deportivos -tres en México, tres en Canadá y 17 en Estados Unidos-, en el que podría ser el primer Mundial de 48 selecciones.

La organización ya ha previsto que 60 partidos se jueguen en Estados Unidos, además de 10 en México y otra decena en Canadá.

Según el libro facilitado por la candidatura, la final sería en el Metlife Stadium, casa de los equipos de la NFL New York Jets y New York Giants, en East Rutherford (New Jersey), y las semifinales en el AT&T Stadium y en el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta.

Queda afuera de estas instancias finales un templo del fútbol como el estadio Azteca, en la categoría de legendarios escenarios como el Wembley o el Maracaná.


Con información de Infobae

Opina que es gratis