El presidente electo de Colombia, Iván Duque, no se ha esforzado mucho por sacarse de encima el estigma de ser apenas el vocero del expresidente Álvaro Uribe. En su viaje por España entregó recados y ahora acaba de elegir como su futuro ministro de Hacienda a Alberto Carrasquilla, quien ya ocupó el cargo durante el primer gobierno de Uribe.

Carrasquilla apareció involucrado en el escándalo de elusión tributaria en paraísos fiscales denominado Panama Paperes. 

Alberto Carrasquilla, ministro entre 2003 y 2007, exgerente técnico del Banco de la República (central) y execonomista del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), aparece en documentos del despacho de abogados panameño Mossak Fonseca (MF) filtrados hace dos años.

“El exministro Carrasquilla aparece desde 2011 como accionista con un 33 por ciento de la sociedad panameña Navemby Invesments Group INC”, afirma el portal Connectas, socio en Colombia de la investigación realizada por más de un centenar de medios de todo el mundo junto al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

Como en otros países, las empresas y transacciones offshore no son ilegales en Colombia, el problema es que el dinero tenga un origen ilícito, o que no se declare.

En los papeles del despacho de abogados aparecen una docena de líderes mundiales, como el primer ministro de Pakistán, el presidente de Ucrania, el rey de Arabia Saudita o el presidente argentino Mauricio Macri, así como estrellas de fútbol como Lionel Messi o el director de cine español Pedro Almodóvar.

Sueldo mínimo es muy alto

Ayer, al conocerse su nominación como futuro ministro de Hacienda, por las redes sociales colombianas comenzó a reflotarse una de las propuestas más polémicas de Carrasquilla, cuando en 2008 habló de reducir el salario mínimo.  

Su propuesta se dio en el marco del 70 Congreso Cafetero, fecha que coincidió con la discusión del salario mínimo para el 2009. “El salario mínimo en Colombia es ridículamente alto”, dijo entonces.

“Cerca del 30 por ciento de la población colombiana, gana por debajo del salario mínimo legal y si se le añaden los cargos de los parafiscales, esta proporción aumenta notoriamente. Entonces, ¿para qué aumentamos esta brecha subiendo más el salario, si ni siquiera se garantiza que el promedio en el que está el salario en este momento, alcance para subsanar las necesidades básicas?”, agregó Carrasquilla.

Esto levantó una polvareda en su momento porque el salario mínimo era de 461.500 pesos, unos 150 dólares. 

 

En ese momento -2008- Carrasquilla proponía hacer una reducción del salario mínimo para facilitar la creación de empleo al reducir los costos en este mercado. Su propuesta tuvo eco porque se trataba de una voz autorizada, era el exministro de Hacienda.

Ahora esas palabras le pasan factura ante la opinión pública. Sin embargo, habrá que ver qué propone el nuevo ministro para negociar el salario mínimo del 2019.

 

Opina que es gratis