Ante la crónica y preocupante falta de médicos en la provincia argentina de Río Negro las autoridades ministeriales optaron por intentar seducir a profesionales provenientes de Venezuela. Se calcula que unos 2000 médicos de esa nacionalidad ingresaron en Argentina entre 2017 y lo que va de 2018.

Desde hace varios años, la baja cantidad de médicos en la provincia viene afectando la atención sanitaria en diversas comunidades, especialmente aquellas ubicadas en la zona conocida como la Línea Sur, una de las áreas más frías de la Patagonia con alrededor de 15 mil habitantes y temperaturas invernales que bajan de los -20 grados. También existen vacantes en ciudades mucho más grandes como Bariloche, General Roca y Cipolletti.

A principios de año, el ministerio de Salud argentino anunció que ofrecería salarios de hasta 80 mil pesos -unos 3.000 dólares al cambio actual- y en algunos casos, viviendas para los profesionales que quisieran radicarse en comunidades semi rurales. En las ciudades ofrecen solo el sueldo. En estos casos el básico, que ronda los 40 mil pesos -1.500 dólares-, se incrementa al doble realizando las guardias obligatorias. 

El ministro del área, Fabián Zgaib, informó que se encuentran realizando gestiones en la Dirección Nacional de Migraciones con el fin de contactar a médicos venezolanos dispuestos a vivir en la Patagonia. La idea habría sido del propio director nacional de Migraciones, Horacio García, quién estuvo en Viedma días atrás y planteó que existía un amplio recurso humano no aprovechado en la Capital Federal. “Como cada año hicimos la convocatoria que ahora ha tenido repercusión nacional. Las necesidades son en distintas áreas. Por eso también queremos conversar con las universidades locales para que se optimicen aquellas especialidades que –alejados de los grandes centros urbanos como estamos– hoy no tenemos”, dijo a la prensa local el ministro Zgaib.

En el ministerio reconocen que los nuevos médicos prefieren trabajar en especialidades lucrativas, con obras sociales y en lo posible sin realizar guardias que los llevan a tener que dormir en los hospitales.

La provincia tiene 60 vacantes para cubrir. En su mayor parte necesita generalistas, pediatras, obstetras, psiquiatras. Los puestos disponibles se encuentran en centros hospitalarios de la Línea Sur, Bariloche, General Roca, Cipolletti, entre otros. La línea Sur es un encadenado de pueblos que en invierno quedan prácticamente aislados por el mal clima. Es indispensable que haya atención médica para casos de diversa complejidad en esos confines inhóspitos de los que es difícil salir en caso de emergencia.  

Los interesados en cubrir los cargos pueden enviar sus antecedentes a los correos daroca@salud.rionegro.gov.ar (Secretaría de Gestión Hospitalaria del Ministerio de Salud de Río Negro) y rr.hhsaludrn@gmail.com (Subsecretaría de Recursos Humanos y Capacitación) o consultar a los teléfonos +54-2920-42-1543 o +54-2920-65-1342 (celular)

Opina que es gratis