La Guerra comercial de Estados Unidos con China ha derivado en la imposición mutua de cuotas arancelarias a distintos productos que van desde alimentos hasta tecnología. Solo las nuevas tarifas le constarán a China 200 mil millones de dólares.

Curiosamente, uno de los productos que han sufrido un aumento en su precio por las cuotas arancelarias son las gorras con el lema de campaña de Donald Trump:f “Make America Great Again” (MAGA), las cuales, irónicamente son importadas desde China.

MAGA

A raíz de estas medidas proteccionistas impuestas por Donald Trump, el precio de estas gorras se disparó considerablemente en Estados Unidos, pasando de un rango de 9 a 12 dólares a más de 20 dólares por producto.

David Lassof, director de la compañía online IncredibleGifts, que es la que vende estos accesorios, dijo a la cadena ABC que a partir de los anuncios de las nuevas medidas arancelarias, los proveedores chinos le avisaron que iban a aumentar los precios de cada pedido con la finalidad de amortiguar el impacto en sus utilidades.

La compañía IncredibleGifts, no estuvo afiliada a la campaña de Donald Trump, sin embargo, de 2015 a la fecha ha vendido 100 mil gorras con el lema MAGA por todo Estados Unidos.

La directora de The Hat Depot, Amy Lee, que también vende gorras no oficiales con el lema MAGA, señaló que sus proveedores chinos no han subido sus precios, siguen vendiendo la pieza en 3 dólares y revendiéndola en Estados Unidos en 14 dólares, dicha empresa vende 20 gorras diarias con ese lema.

gorras MAGA

Muchos de los comerciantes estadounidenses que tienen relación con China están volteando a ver a otros mercados para importar sus productos y materias primas, con la finalidad de no perder competitividad. En el caso de los importadores de textiles, Vietnam es una opción debido a que no está sujeto a aranceles. Así es: las gorras chauvinistas de Trump podrían no mudarse a Estados Unidos sino a un país que invadieron sin éxito hace décadas: Vietnam.

Además, difícilmente Estados Unidos podría suplir las manufacturas provenientes de esos países, ya que no es rentable para su economía debido a los altos salarios y los impuestos, es decir, producir las gorras MAGA en Estados Unidos las encarecería mucho más en el mercado. (Vía: ABC)

Si Trump u alguien más ordenara producir esas gorras directo en Estados Unidos, muy probablemente serían un pésimo negocio, pues se volverían mucho muy caras y hasta el patriotismo de los votantes de Trump tiene límites.

Opina que es gratis