Es la esbelta y alta

damisela

con aretes y

vestido largo

siempre anda drogada

y acelerada

con zapatos de tacón

metiéndose pastillas

borracha

Sandra se inclina

hacia fuera de su silla

hacia Glendale

pienso que se pegará

en la cabeza con la cerradura

del closet

cuando intenta

encender

otro cigarro

con el que aún

tiene encendido

a sus 32 años le gustan

los jóvenes pulcros

sin cicatrices

con cara de nalga

de princesa

me lo ha dicho muchas veces

y me ha mostrado sus trofeos:

carne joven rubia

estúpida y silenciosa

que

a) se sienta

b) se levanta

c) habla

cuando ella lo ordena

A veces me muestra uno

a veces dos

a veces tres

Sandra se ve muy bien

de vestido largo

Sandra es muy capaz de

romperle el corazón a un hombre

espero que encuentre

uno.

Opina que es gratis