Este dibujante tiene éxito por todo lo contrario que un dibujante normal podría serlo. Sus horribles dibujos se han comenzado a cotizar precisamente por ser feos.

Se trata del trabajo de Ballpoint Papi, quien comenzó a dibujar a famosos gringos y, con tan buena suerte, se hizo conocido por sus mamarrachos. Ahora cobra 50 dólares por caricatura.

Opina que es gratis