Las medidas de emergencias tomadas por Nicolás Maduro en un intento de sacar la cabeza del agua ya tienen un nombre popular: “el Maduronazo”. El paquete de medidas incluye un alza inédita en el precio de los combustibles, una modificación en la tasa oficial de cambio y un quite de ceros a la cada vez más devaluada moneda.

Estas son algunas de las medidas que pondrán a prueba la economía venezolana y que motivaron un llamado a paro nacional para este martes por la oposición.

Suben los combustibles, chamo

La gasolina venezolana es la más barata del mundo. O era. Por el valor de un café se puede llenar un tanque promedio de combustible. Actualmente, cada litro cuesta seis bolívares, una minucia equivalente al 0,00002 dólar. Pero el gobierno quiere “llevarla a niveles internacionales”, según dijo el viernes Maduro. Hasta ahora no se sabe qué precio tendrá, pero en el mundo el litro de combustible vale en promedio un dólar. Los nuevos precios regirán desde el 30 de agosto. Para atenuar los costos que golpearán los bolsillos, se distribuirá un subsidio mediante el polémico “carnet de la patria”, que es un documento emitido por el Gobierno para los beneficiarios de sus programas sociales. Se ignoran aún los valores del subsidio.

Vamos borrando ceros

Hace unos días, el FMI revisó al alza su estimación de la inflación en Venezuela y dijo que llegará al 1.000.000% al final de 2018. En virtud de esa fenomenal hiperinflación, que ha licuado todo el sistema de precios en el país, el gobierno anunció la segunda reconversión monetaria en 10 años. Por este mecanismo, se suprimirán cinco ceros a la actual moneda, el “bolívar fuerte”, para convertirlo en el “bolívar soberano”, que comenzará a circular este martes.

Cambio al cambio

La reconversión de la moneda va asociada a una actualización de la tasa de cambio, de la cual apenas se conocen detalles. Hasta la semana pasada, el Banco Central reconocía como valor oficial 248.832 bolívares por un dólar. Ahora, el chavismo actualizaría esos valores, por lo que cada dólar pasaría a costar 6.000.000 de bolívares. Diversos economistas estiman que implicaría una devaluación del 95.8%. Sería el paso previo para liberalizar el mercado de divisas, tras 15 años de control estricto.

Sube el salario mínimo oficial

Para moderar el ajuste aplicado, Maduro anunció el último viernes un drástico aumento del salario mínimo. Lo llevó a 1.600 “bolívares soberanos”, que equivale a medio “petro” (6.000 bolívares equivalente a 1 dólar), una criptomoneda que nadie reconoce, pero que el régimen se empeña en tomar como referencia. Esta alza implica un valor 35 veces superior al actual, lo que equivale a 723 dólares, según la tasa oficial, o 45 dólares, de acuerdo con la cotización del mercado paralelo.

Una lluvia de críticas

La oposición convocó a un paro nacional para este martes en protesta por el “maduronazo”. El nuevo paquete recibió criticas además de los empresarios, quienes afirman que sólo hundirá aún más la economía, con una contracción estimada del 18%, según indicó la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria).La economía venezolana atraviesa un largo ciclo de recesión con alta inflación, agudizada por los bajos ingresos petroleros y la caída de la producción: actualmente bombea poco más de 1,3 millones de barriles diarios, en comparación con los tres millones de hace cinco años.

Opina que es gratis