Cuando creemos haberlo visto todo respecto al abuso sexual dentro de la pareja, la realidad nos entrega más razones para perder la fe en nuestra especie, abriendo la puerta del mundo -de mierda- digital.
Se trata de lo que muchos considerarán un “emprendimiento” -una “start-up” para los barbados- que promete aumentar los encuentros sexuales de los hombres con sus parejas mediante la manipulación.
La empresa The Spinner -con una página web similar a la de Homero Simpson- dice tener el poder de aumentar la frecuencia de esos encuentros de una forma muy sencilla y macabra: a cambio de 29 dólares te mandan un enlace que descarga una ‘cookie’ -o herramienta asociada- en el dispositivo donde se envíe ese enlace. 
Después de esto, la persona que recibe el mensaje -y las cookies- será bombardeada con artículos de distintas páginas webs que resaltan las múltiples bondades del sexo. 
Es más o menos como cuando buscas un producto en internet y después solo recibes publicidad sobre el mismo tema. Esto, comenta el diario El Español, se llama retargering, y The Spinner hace exactamente lo mismo, así que es completamente legal -ellos mismos califican de “sorprendente” que lo sea en su sección de preguntas frecuentes-.
La víctima El objetivo recibirá en los siguientes tres meses un total de diez artículos… 180 veces. Eso sí, el equipo les cambia el titular para que no sea evidente. 
“Hay que mostrar a las mujeres los términos y condiciones”

En declaraciones a Rolling Stone, el vicepresidente de la empresa Elliot Shefler, asegura que oficialmente, a los hombres que contraten el servicio se les pide que enseñen a sus mujeres los términos y condiciones del servicio para que puedan dejarlo en cualquier momento. “Algunos usuarios no lo hacen. Si un usuario hace mal uso de nuestro servicio y no se lo dice a su mujer, no es nuestra responsabilidad“. Unas declaraciones que dejan claro que se trata de un servicio totalmente transparente y moral (sarcasmo). Además, es bastante probable que si alguien le enseña a su mujer lo que está haciendo, en vez de sexo se lleve un divorcio.

El servicio fue lanzado en abril y hasta ahora ha llegado a los 500 usuarios, pero su vicepresidente es optimista, en gran parte por la falta de competencia, aunque también es posible que lo delirante de la idea y más que dudosa moralidad del asunto.

Hay que decir que este no es el única posibilidad que ofrece The Spinner, aunque sí es el primero que ha promocionado por su potencial viral. Otras ofertas incluyen la opción de tratar de convencer a alguien para comprar un perro, proponer matrimonio, cambiar de trabajo o dejar de fumar. 

Opina que es gratis