Un equipo de arqueólogos ha descubierto más de 61.000 mil estructuras mayas cubiertas por la espesa vegetación de la selva de Guatemala. El hallazgo, que se ha publicado en la revista Science, ha sido posible gracias al uso de la tecnología láser 3D, gracias al cual se ha podido hacer en detalle un mapa de los reinos ocultos de esta antigua civilización. 

Pirámides, enormes fotalezas, granjas, canales conectando pantanos y hasta autopistas… Es el asentamiento maya de Naachtun, que lleva siglos escondido en las tierras bajas tropicales de Guatemala. Y el mapeo de estas auténticas ciudades se ha logrado por la tecnología láser de mapeo llamada lídar.

Este nuevo mapa 3D ofrece una nueva visión sobre cómo los antiguos mayas alteraron el paisaje durante más de 2.500 años -desde el año 1000 a.C hasta el 1500 d.C.- y revelará nuevos aspectos sobre la organización de aquella sociedad como el tamaño de sus poblaciones, la organización de sus ciudades y sus prácticas agrícolas.

“Ha salido a la luz una serie de reinos todos implicados en esta historia política al estilo de Juego de tronos en la que había casamientos, peleas, asesinatos, traicinos…”, ha explicado al diario El Periódico Thomas Garrison, un arqueólogo de la Universidad de Ithaca y uno de los autores del artículo.

El escenario de la historia

El lídar es similar a un sonar o un radar, pero usa ráfagas de láseres para mapear un área. “Es como cortar el césped. Cortar en líneas muy paralelas a lo largo de la selva”, explicó al diario español El Periódico Fernández Díaz, investigador sénior del Centro Nacional para Mapeo Láser Aerotransportado de la Universidad de Houston, que, junto a un equipo sobrevoló más de 2.000 kilómetros sobre las copas de los árboles de la selva, y para cada segundo de vuelo, el lídar envió cerca de medio millón de pulsos láser.

Humedales llenos de canales

Este mapa tridimensional reveló nuevos asentamientos con viviendas y templos, fortificaciones, zanjas, fosas, caminos. Para Francisco Estrada Belli, arqueólogo de la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans, la sorpresa más grande fue descubrir vastas áreas de humedales llenas de canales. 

“Todos estos cientos de kilómetros cuadrados de lo que pensamos que era pantano inutilizable realmente era parte de la tierra agrícola más productiva”. Calculan que en esas tierras vivieron entre 7 y 11 millones de personas.

Dijo que cuando los mayas estaban ahí, sus granjas probablemente se asemejaban a lo que vemos en la actualidad en el sureste de Asia.

El equipo, cuya labor fue financiada por la Fundación Patrimonio Cultural y Natural Maya (PACUNAM), anunció en febrero a través de National Geographic de que habían descubierto las ruinas mayas y ahora han completado su análisis.

Opina que es gratis