Joven boliviano fingió secuestro y aseguró que lo soltarían bajo una condición: que compañera de colegio le mandara fotos porno por WhatsApp. Obviamente el plan no le resultó. 


 
Un joven boliviano de 19 años fingió su propio secuestro, sacándose fotos amarrado a una silla, asegurando que solamente lo dejarían libre sus captores bajo una condición: que una compañera de colegio le mandara fotos desnuda. 

El hecho ocurrió en La Paz, en donde el hombre se hizo pasar por uno de sus supuestos raptores, haciéndole la llamativa solicitud a la adolescente. 

La joven obviamente la adolescente no le creyó por lo rebuscado de la situación, y recordó además que el “secuestrado” le había pedido hace un tiempo que le mandara alguna imagen de ella sin ropa. 

Por lo mismo, por más que el raptor le dijo que además asesinaría a otras personas, la mujer no cayó en las amenazas y fue a presentar una denuncia a la policía. 

Tras esto, los oficiales fueron a la casa del joven, encontrándolo en el baño con todos los objetos que usó en su foto de rehén. 

Según consigna Bolivisión, el hombre quedó finalmente detenido y está siendo imputado por el delito de amenazas graves.

Esta es la foto que el joven envió:

 

Opina que es gratis