Tito, un simplón e irresponsable provinciano, llega a Santiago para ponerse a las órdenes de Rudy, un arribista negociante de coches. Durante un fin de semana, mientras Rudy espera que Tito llegue con los documentos necesarios para cerrar una venta, éste, en lugar de entregárselos, se dedica a fanfarronear con su hermana Amanda, una bailarina de streaptease que en los ratos libres oficia de prostituta. Además aparece un profesor de Angol que se une a la parranda. Los personajes buscan una felicidad utópica entre bares, callejuelas y hoteles de mala muerte


 

Este archivo audiovisual se encuentra alojado en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos Archive.org. Mal Salvaje solo actúa como curador de contenido.

Opina que es gratis