El polémico caso de La Manada -un grupo de cinco hombres condenados por abusar sexualmente de una mujer en la fiesta de San Fermín en el 2016– pone de nuevo a la justicia española en la mira de las organizaciones feministas y de millones de personas que esperaban una revisión en la condena que aumentara la pena y cambiara el delito de abuso a agresión.

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), sin embargo,  ha confirmado la condena de nueve años de prisión que impuso en abril la Audiencia Provincial a los integrantes de la Manada.

Desestimó los recursos de la Fiscalía y las acusaciones particular y popular para que los cinco jóvenes sevillanos sean condenados por un delito de agresión sexual, y también los de las defensas, que reclamaban la absolución al sostener que fueron relaciones sexuales consentidas. La sentencia puede ser recurrida en casación ante el Tribunal Supremo, que tendrá la palabra en última instancia ya que es previsible que las diferentes partes agoten la via judicial para lograr sus pretensiones.

Las reacciones tras confirmarse la sentencia de nueve años cuestionaron lo que denominan “justicia patriarcal”. La resolución del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) no contempla los hechos sucedidos durante las fiestas de los Sanfermines de 2016 como una agresión sexual o una violación. ¿En qué casos se pueden aplicar estos delitos?

¿Qué diferencia hay entre agresión sexual y violación?

Según el Código Penal, para que un juez pueda considerar que existe una agresión sexual tiene que haber violencia e intimidación que atenten contra la “libertad sexual”. En el caso de La Manada, dos de los cinco magistrados que han integrado el pleno estiman que sí que podría existir este tipo de delito, al apreciar indicios intimidatorios en el caso. De haberse aceptado por mayoría esta consideración, la pena de cárcel para los acusados se habría elevado hasta los 14 años, 3 meses y un día.

En el caso de la violación, un tribunal solo puede considerar este tipo de delito cuando -además de la agresión sexual- hay una penetración carnal por vía bucal, vaginal o anal o de miembros corporales u objetos por alguna de las dos últimas vías. La pena para los agresores se movería entonces entre los 6 y 12 años de prisión.

¿Por qué es abuso sexual y no agresión o violación?

La principal diferencia que hay entre los dos delitos anteriores y el abuso sexual -por el cual se condena a La Manada- es la existencia de violencia e intimidación. El TSJN ha considerado en su deliberación que se ha atentado contra la libertad sexual de la víctima “sin que medie consentimiento” pero sin apreciar un uso de la violencia o la intimidación. Para este tipo de delito, las penas previstas son de entre uno y tres años de encarcelamiento. 

Sin embargo, en el caso de existir una penetración o “acceso carnal” por vía bucal, vaginal o anal -tal y como está especificado en el delito de violación- las penas pueden aumentar de cuatro a diez años de prisión. Esta última consideración es la que han aplicado los magistrados que han juzgado a La Manada para confirmar la condena de nueve años de cárcel.

Opina que es gratis