El Centro De Memoria Histórica de Colombia trabajó ocho años con relatos, imágenes e investigaciones para que Colombia no olvide su tragedia de dolor y guerra acumulados en 50 años de conflicto armado.  Con este propósito, su director Gonzalo Sanchez, había hecho un acuerdo por $140 millones de pesos colombianos con Cine Colombia para la divulgación de una pieza del documental “No hubo tiempo para la tristeza”  en siete de sus salas de cine en el país; tal como hace con los cortos nacionales. Sin embargo, el presidente de la compañía Munir Falah, consideró que el documental era muy fuerte y tenia escenas demasiado crudas, olvidando que este estaba construido sobre la realidad del conflicto en Colombia. Este es el documental a que Cine Colombia no quiso pasar.

Opina que es gratis