La crisis de la justicia peruana tiene esta semana un nuevo episodio después de que el fiscal José Domingo Pérez, miembro del equipo especial que investiga el caso “Lava Jato” en Perú, solicitó denunciar al fiscal de la Nación, Pedro Gonzalo Chávarry por encubrimiento en el caso que ha remecido al poder político del país.

En un documento entregado a la prensa el fiscal Pérez señala que “pone en conocimiento de la Fiscalía sobre la presunta comisión del delito contra la administración de justicia en las modalidades de encubrimiento personal y encubrimiento real en que habría incurrido el fiscal General, Pedro Gonzalo Chávarry”.

En el documento de 11 páginas explica que pese a los preceptos normativos de reserva y confidencialidad del proceso de colaboración eficaz, “se ha tomado conocimiento que el señor Pedro Chávarry, a través del secretario general Aldo León Patino, ha ejecutado actos para entorpecer u obstruir el acuerdo de colaboración con la empresa Odebrecht”.

Informa que ese acuerdo fue suscrito el pasado 8 de diciembre y que “permitirá que la multinacional Odebrecht brinde información sobre el pago de sobornos a funcionarios peruanos y aportes a campañas políticas”.

El fiscal Pérez sostiene que Chávarry al buscar obstruir el acuerdo con la constructora brasileña “implicaría que diversas fuentes de prueba obtenidas hasta este momento en el caso seguido contra Keiko Fujimori y otros por el delito de lavado de activos no puedan emplearse en un posible juzgamiento”.

Señaló que se pretende el fracaso del proceso de colaboración para que Jorge Barata, que era el representante de Odebrecht en Perú, no declare en juicio y evitar que la empresa entregue las pruebas de transferencia de dinero a políticos para su campaña.

Por su parte, el Fiscal General Chávarry a través de su cuenta Twitter rechazó las imputaciones que le hace Pérez por considerarlas que no tienen sustento jurídico.

“Las supuestas interferencias, actos de obstruccionismo y/o limitaciones a la persecución penal en el caso de Keiko Fujimori y Fuerza Popular, carece de sustento jurídico penal, por lo que rechazo rotundamente esa acusación llena de subjetividades”, dijo.

El equipo especial del caso “Lava Jato” investiga los casos de corrupción relacionados a la constructora brasileña Odebrecht, que alcanzan a los ex mandatarios Alejandro Toledo (2001-2006), quien huyó a Estados Unidos y ahora enfrenta un pedido de extradición.

Asimismo, también involucra a Ollanta Humala (2011-2016), que estuvo preso nueve meses con su esposa Nadine; Alan García (1985-1990, 2006-2011) quien buscó asilo en la embajada de Uruguay y le fue denegada; y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), quien renunció en marzo agobiado por denuncias de corrupción.

También es indagada la líder del partido opositor Fuerza Popular, Keiko Fujimori, quien cumple prisión preventiva de 36 meses acusada de recibir aportes ilegales de la constructora brasileña Odebrecht en su campaña de 2011.

Este caso no lo podrá ver el Fiscal General Pedro Gonzalo Chávarry porque es el denunciado, sino el fiscal más antiguo, que recae en el ex fiscal general Pablo Sánchez, según especialistas.

Opina que es gratis