Una campaña en redes sociales propone ignorar definitivamente al líder de Acción Republicana (AR), el líder de la ultra derecha chilena José Antonio Kast. Esto como una estrategia para abordar las polémicas declaraciones del político que, de a poco, gana terreno en las encuestas.

“¿Por qué no hay que contestar a perfiles de KKKast y sus secuaces?”, así comienza el texto dentro de una foto viral, parte de una campaña en redes sociales que busca no nombrar –ni responder– a José Antonio Kast en Twitter.

“Ley del hielo” digital para el líder de Acción Republicana (AR) es lo que se propone como una estrategia para abordar las polémicas declaraciones del político que, de a poco, se mete de lleno en las encuestas.

Las razones pasan por un tema técnico. Según relata la campaña, se debe ignorar al blondo ex candidato presidencial, “porque los algoritmos de todas las redes muestran más las publicaciones que generan más interacciones”.

Por lo tanto, “si les rebates no solo pierdes el tiempo, les haces ganar visibilidad”, señala la publicación.

Y es que José Antonio Kast ya tiene fama como tuitero. Filoso y contestatario se ha mostrado desde su aparición en la papeleta durante las elecciones pasadas.

Recordemos que tanta es la “mala fama” de @joseantoniokast, que incluso fue calificado como persona “non grata” en el Palacio Presidencial.

“Saben que la mejor manera de ganar potenciales votantes es indignando e incordiando a sus rivales”, aseguran en la publicación que, casi como un decálogo, propone: “No compartas sus videos; no menciones sus perfiles y no contestes a sus seguidores”.

Así fue con Vox en España

Si bien la consigna se ha vuelto viral y ya suma varios retuits y respuestas, no es una idea original made in Chile.

La foto original hace referencia al partido político español de extrema derecha Vox, el que, al igual que José Antonio Kast, ha causado intensas polémicas en redes sociales.

Vox es presidido por Santiago Abascal y se ha mostrado como un partido abiertamente –y explícitamente–xenófobo, antifeminista y antiestado de las autonomías. A pesar de estas connotaciones ha logrado reunir, en apariencia, un importante apoyo en España.


Con información de El Mostrador

Opina que es gratis