Por Arlequín

Que no, que no hay desabasto de gasolina en México, por favor, métaselo en la cabeza.

Sí, muchas gasolineras están cerradas y en otras más hay que hacer filas más largas que las que se hacen en Venezuela para comprar abarrotes, pero no porque haya desabasto, simplemente un problema de distribución del que usted, y nadie más que usted, entérese, es el culpable por apanicarse, por ir a llenar su tanque como si no hubiera mañana.

Por desconfiado usted tiene la culpa de que haya grandes filas y gasolineras cerradas. Si usted fuera hombre o mujer de fe, otro gallo nos cantaría. Si usted confiara ciegamente y calladito en la lucha que el gobierno ha emprendido contra los ladrones de combustible, si entendiera que les tuvieron que cerrar los ductos para matarlos de sed, si comprendiera que se están barriendo las escaleras de arriba hacia abajo (como se deben de barrer), no estaría apanicado comprando gasolina sin siquiera necesitarla.

Así que si quiere encontrar un culpable de esta crisis de la gasolina vaya al baño, o a el espejo más cercano que tenga en casa, y véalo, ahí está, no es otro más que usted, que con sus nervios y adicción desmedida a la Magna o a la Premium está ocasionando largas colas y abriendo la puerta para que de inmediato los conservadores y los medios de comunicación fifís empiecen con sus odiosas comparaciones con las filas que se hacen hoy en Venezuela, y que dieron fama mundial a Cuba.

Quizá usted ni automóvil tiene pero va con bidones a comprar gasolina, nada más por molestar, nada más para hacer quedar mal a la 4T. Como usted sabe, aquí hacemos análisis serio y procuramos no especular, pero esto ya huele a que la mafia del poder ha mandando a sus huestes a comprar gasolina al por mayor para acapararla y dejar con mala imagen al gobierno.

Quítese la venda de los ojos, el nuevo gobierno está dando la batalla contra los huachicoleros, tanto los que pertenecen a los cárteles, como a los de cuello blanco que están dentro de Pemex. Y mientras el Presidente da la batalla usted le paga con quejas, reclamos y compras de pánico ¡Vaya injusticia!

¿Qué quería? ¿Qué el Presidente hiciera un consulta ciudadana para preguntar si estaba usted de acuerdo o no con cerrar los ductos? Aunque siempre ha dicho que usted manda y él obedece, hay cosas que no se deben someter a consultas, hay decisiones que un Presidente que se respete y ya mayorcito de edad debe tomar por sí mismo. Aquí no se trata de que si construimos o no un aeropuerto o un tren, que si militarizamos o no la seguridad pública, de ver qué opina la Madre Tierra.

No, aquí se trata de ir por unos bandidos que le están robando al pueblo, aquí con el perdón de la democracia participativa, no hay de otra que combatirlos cueste lo que cueste y sin descanso ganso.

Antes que rasgarse las vestiduras y echar maldiciones, si a usted se le acaba la gasolina deje su automóvil en casa, use el trasporte público, camine, no sea un señoritingo, no obligue con sus reclamos a que el Presidente ceda y de la orden de abrir los ductos. Tenga la seguridad de que si en los próximos días se termina la gasolina de su Jetta él usará el Metro para llegar de su casa a la oficina y en una de esas de plano se queda a dormir en una hamaca en Palacio Nacional, pero no dará marcha atrás.

Y usted que ha resultado tan crítico de la 4T, tan impaciente con la estrategia antihuachicol del actual gobierno ¿ya se preguntó que hicieron los gobiernos neoliberales y conservadores con el problema?

El nuevo gobierno lo ha dicho claro: ni Vicente Fox ni Felipe Caderón ni Enrique Peña Nieto pudieron o quisieron acabar de raíz con el robo de combustible, de hecho en el sexenio peñista se vivió el paraíso de los huachicoleros, así que tenga la confianza en que el Presidente Andrés Manuel López Obrador, en su turno al bat, tendrá que macanear de jonrón pues no puede permitirse que lo ponchen, ya que no solo habrá dejado intacto el delito, sino causado un enojo marca diablo.

No sea chueco, si usted es uno de los 30 millones de personas que le dio su voto, no es momento de fallarle. Y si es de aquellos no votó por él, apóyelo en este momento en vez de apoyar a los ladrones de gasolina. ¿De qué lado se va poner?

Si todo falla, ya tendrá usted oportunidad de castigar al Presidente en menos de tres años cuando se someta a la consulta sobre la revocación de mandato.

Pero, si por el contrario, todo funciona, será pura felicidad pues habrá acabado con los huachicoleros, con la corrupción en Pemex, y rescatado miles de millones de pesos que podrá invertirse en el desarrollo del país.

Y si funciona la estrategia váyase preparado pues seguro le va entrar al robo de la electricidad, así que desde ahora vaya comprando, sin causar pánico por favor, velas.

Me canso ganso:

¿Qué pasará con los miembros del gabinete y funcionarios de primer nivel que no han acatado la orden presidencial de hacer pública su declaración de bienes y de conflicto de intereses? Algunos de los defensores de los funcionarios rejegos dicen que es un tema de seguridad. ¿Será entonces que temen ser víctimas de la delincuencia? ¿Será que creen que una vez que los criminales conozcan sus fortunas les roben o los secuestren? Eso sería desconfiar de la política de seguridad de la 4T, pues que no están seguros de que se va cumplir la promesa de regresar la paz y la seguridad al país. No se apaniquen, confíen.

Opina que es gratis