El presidente chileno Sebastián Piñera lanzó una curiosa frase para defender el proyecto de Admisión Justa, que busca reformar la Ley de Inclusión y el Sistema de Admisión Escolar reinstaurando la selección en los colegios de alta exigencia, revolviendo una vez más las aguas del sector educativo, clave 

Según destacó el Mandatario, la propuesta brindará “más libertad y flexibilidad para que los que están en la industria de la educación puedan desarrollar sus proyectos educativos“.

Sus dichos causaron rechazo en redes sociales debido al concepto de “industria de la educación”, un mensaje que recordó la cuestionada frase que Piñera señaló en su primer gobierno, en pleno movimiento estudiantil, cuando aseguró que “la educación es un bien de consumo”.

Horas más tarde, la ministra vocera de Gobierno salió a defender los dichos del Jefe de Estado, recalcando que “es muy claro lo que señaló el Presidente: se refiere a la libertad en los proyectos educativos, que tienen que tener no solamente los sostenedores, los municipios y la comunidad escolar”.

Además, Pérez agregó que “cualquier crítica que se haga reinterpretando las palabras del Presidente, son de aquellos que no entienden que son los padres de nuestro país los que tienen el deber y el derecho, para velar por la educación de sus hijos”.

Opina que es gratis