El último sábado, un venezolano asesinó a cuchilladas en plena vía pública a Diana Carolina Rodríguez Reyes, ciudadana ecuatoriana que era su enamorada. El hecho, ocurrido en la plaza de Ibarra, en Ecuador, ha despertado la indignación de los habitantes de ese país.

De acuerdo al diario El Universo de Ecuador, varios emigrantes venezolanos denunciaron que han sido víctimas de agresiones por parte de ecuatorianos tras lo sucedido con la joven asesinada. “Nos tiraron piedras y quemaron nuestras pertenencias. La gente nos grita obscenidades. Por el problema de anoche (sábado) ya no nos quieren ver, nos lanzaron piedras. Por uno pagamos todos”, contó uno de ellos identificado como Juan Pablo Rúa.

Advertencia presidencial 

El mismo presidente de EcuadorLenín Moreno, se ha pronunciado al respecto y ha lanzado una dura advertencia contra los extranjeros que cometan actos ilícitos y perturben la paz de su nación. 

“Ecuador es y será un país de paz. No permitiré que ningún antisocial nos la arrebate. La integridad de nuestras madres, hijas y compañeras es mi prioridad”, escribió en su cuenta de Twitter.

“He dispuesto la conformación inmediata de brigadas para controlar la situación legal de los migrantes venezolanos en las calles, lugares de trabajo y en la frontera. Analizaremos la posibilidad de crear un permiso especial de ingreso al país”, agregó.

El mandatario ecuatoriano fue claro en señalar que la hospitalidad que han ofrecido a los venezolanos no debe confundirse con permisividad frente a actos delincuenciales.

“Les hemos abierto las puertas, pero no sacrificaremos la seguridad de nadie”, advirtió. “Es deber de la Policía actuar duramente contra la delincuencia y el crimen, y tienen mi respaldo”, apuntó.

Opina que es gratis