Ficha técnica.- Título original: “Pasazerka”. Año: 1963. Duración: 63 minutos. Guión: Andrzej Munk y Witold Lasiewicz. Fotografía: Karysatof Kiniewicz. Música: Tadeusz Baird. Dirección: Andrzej Munk. Intérpretes: Aleksandra Sleska (Liza), Anna Ciepilawska (Marta), Bárbara Hosawianka (enfermera), Anna Golebiowska (prisionera), Maria Kosciakowski (Inga) Jan Krezmar (Walter) Janusz Bylczynski.

Al acabar la Segunda Guerra Mundial, Liza, ex vigilante de un campo de concentración nazi, huye de Europa y al regresar durante las travesía en barco reconoce un rostro que no ha podido olvidar.

Una gran película olvidada y poco conocida, obra póstuma del director también olvidado Andrzej Munk. La historia de la relación personal entre una oficial alemana y una reclusa judía que sirve para denunciar la soberbia del mando opresor del que dependen vidas humanas que se pueden eliminar con un simple gesto y además es un magnifico estudio sobre la imposibilidad del ser humano de huir de su pasado, pues existe la conciencia personal que impide dicha huida y así vemos la historia de Liza, una mujer alemana celadora uniformada de las SS en un campo de concentración. Rodada en el interior del campo, el film nos muestra la vida cotidiana de los reclusos incluyendo una serie de fotografías fijas de Witold Lasiewicz que sirven para dar una explicación y un final a la película. Ésta tiene momentos de una gran emoción como cuando vemos a un niño prisionero acariciando a un perro pastor alemán ante la sonrisa de su amo, un soldado nazi, o la secuencia en la que la orquestilla de presos toca de forma imperfecta un concierto de Bach lo que la hace más real y por encima de todo contemplamos una relación muy peculiar entre un ser dominante y otro sometido, un claro antecedente de la polémica película de Liliana Cavani “Portero de noche”, de 1973 o de la posterior “El lector”, de Stephen Daldry, de2008 con una conclusión desesperanzadora y triste: las imágenes del pasado y la mirada de Marta perseguirán y atormentaran a Liza hasta su muerte. Rodada en el interior del mítico campo de concentración nazi de Auschwitz, está basada en una historia de Zofia Posmysa que Andrzej Munk escuchó por radio quedando muy impresionado y más tarde comentó: “Con La pasajera he querido decir que el ser humano no puede escapar a su pasado y que es responsable de sus actos ante la sociedad y ante su conciencia”. Una magnífica fotografía en blanco y negro, al morir Munk antes de acabar el rodaje, sus colaboradores no añadieron nada nuevo a lo que ya estaba rodado y se limitaron a montar las escenas ya filmadas bajo la forma de tres “flashback” y solamente añadieron una “voz en off” para explicar la naturaleza inacabada de la película y para conseguir el final de la misma. El film es en suma un estudio sobre el sufrimiento y el dolor y sobre los valores del ser humano cuando está sometido a presiones externas.

Rodada en Auschwitz- Birkenau, Oswiecim y Malopolskie en Polonia. Nominada a la Palma de Oro de mejor película en el Festival de Cine de Cannes. Fue la última producción del director Andrzej Munk que no la pudo acabar por su muerte prematura con tan solo 40 años de edad, como consecuencia de un accidente de tráfico. Alexandra Sleska era hija de un conocido activista, diputado durante la II república de Polonia, se graduó en Cracovia y en 1987 fue galardonada con el título de Profesora Extraordinaria Teatral y entre sus películas destacan: “La juventud de Chopin”, de 1960 y “El gran amor de Balzac”, de 1973. Anna Ciepilawska fue una actriz de prestigio en Polonia con películas como “El final de la noche”, de 1956, “Maria y Napoleón”, de 1966, “He muerto para vivir”, de 1984 y “En el otoño la felicidad”. Janusz Bylczynski era hijo de un profesor y crítico musical, intervino en la II Guerra Mundial en el Regimiento de Infantería de Fusileros , participando en la defensa de Sieradza y en el asalto a Mszczonow y como actor intervino entre otras en “El último testigo”, de 1969, “Epilogo Núremberg”, de 1970 y “Cinco días en la vida de un jubilado”.

Por Mario Delgado


Este archivo audiovisual se encuentra alojado en los servidores de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos. Mal Salvaje solo actúa como curador de contenido.

Opina que es gratis