La directora de Vogue Brasil Donata Meirelles ha sido duramente criticada en su país debido a una fiesta cuya temática era “colonial” pero parecía, más bien y simplemente, una fiesta racista. 

Con el fin de celebrar su cumpleaños 50la directora organizó una fiesta en Salvador de Bahia, al noreste de Brasil. Presuntamente, a la celebración acudieron múltiples estrellas y socialités que fueron atendidos por mujeres de color vestidas de forma tradicional.

El centro de las críticas ha recaído sobre una imagen donde aparece Meirelles sentada mientras es acompañada por dos mujeres negrasque permanecen de pie. Para muchísimos brasileños, la imagen está en clara consonancia con las fotos que sobreviven de la aristocracia brasileña de la época esclavista.

La foto es la siguiente:

La fiesta racista de la directora de Vogue Brasil

Y a no pocos les recuerda esta otra:

La directora de Vogue se disculpó en su cuenta de Instagram con un mensaje donde afirmaba que esperaba “que el debate generado sirviera de aprendizaje”. Dicho mensaje apareció de forma semejante desde la cuenta oficial de Instagram de Vogue Brasil.

Sin duda la imagen de Donata Meirelles ha generado toda clase de críticas e incluso de memes. Las tensiones raciales en Brasil no han perdido vigencia en un país donde la extrema derecha ha tomado el gobierno, de mano de Bolsonaro, con un ímpetu que no se había visto en tiempos recientes.

Por otro lado, como apunta CNNesta no es la primera vez que la revista de modas se ve involucrada en escándalos racistas a nivel global. Solamente en enero la periodista Noor Tagouri, estadounidense y musulmana, apareció en la conocida revista, pero fue erróneamente nombrada y los editores la confundieron con la actriz paquistaní Noor Bukhari. Paralelamente, marcas de lujo como Prada y Gucci también han tenido incidentes similares.


 

En redes sociales, algunos afirman que las disculpas de la revista y su directora son cuando menos tibias. ¿Este incidente habría tenido la misma resonancia durante un momento distinto para la política brasileña? ¿Alguien se habría permitido una fiesta así durante otras administraciones? Cuando menos, todo indica que la próxima fiesta de Donata Meirelles no será “temática”.


Con información de Plumas Atómicas

Opina que es gratis