5   +   8   =  

Seis instantáneas quedaron entre las seleccionadas a fotografía del año por el prestigioso premio de World Press Photo. La fundación, con sede en Holanda, hizo pública los finalistas el martes en un proceso arduo en el que el participaron 4.738 fotógrafos de 129 países.

Entre los trabajos está del fotógrafo sirio Mohamed Badra para la agencia EPA que refleja las consecuencias de un supuesto ataque químico en Guta, al oeste del país, fue una de las seis fotografías nominadas al World Press Photo 2019.

La imagen fue tomada el pasado 25 de febrero de 2018 en un hospital de Guta y retrata a tres hombres y un niño pequeño siendo atendidos.

Fotógrafos esperan a las puertas de la Embajada de Arabia Saudita en Estambul, luego de que se conociera la desaparición del periodista Jamal Khashoggi. (CHRIS MCGRATH GETTY IMAGES)

Yordalis, una ex guerrillera de las FARC, observa televisión con su compañero en uno de los campamentos dispuestos por el Gobierno colombiano. El grupo insurgente prohibía a sus integrantes a tener hijos. Mientras estuvo en la guerrillera la mujer abortó en cinco ocasiones. (CATALINA MARTIN-CHICO (PANOS)

La tristeza de un niño que refleja el problema de la desertización del lago Chad, del que depende unas 40 millones de personas. (MARCO GUALAZZINI (CONTRASTO)

Petronella Chigumbura hace parte de un grupo de guardabosques, compuestos solo por mujeres, que tienen la misión de perseguir a cazadores furtivos en el parque natural de Phundundu, en Zimbabue. (BRENT STIRTON (GETTY IMAGES)

Víctimas de un ataque químico perpetrado por el régimen de Bashar al Assad en febrero de 2018 en Guta Oriental, Damasco, Siria. (MOHAMED BADRA)

Yana, la niña hondureña que se volvió en símbolo de la lucha de los migrantes que intentan ingresar a EEUU, llora mientras su madre, Sandra Sánchez, es detenida por agentes fronterizos en McAllen, Texas. 

Opina que es gratis