Se han cumplido 100 días desde la llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador. El líder mexicano ha implantado un nuevo estilo desenfadado que incluye conferencias de prensa diarias y un trato cercano con la gente. Creó un nuevo cuerpo policial y se vio envuelto en una polémica por cancelar el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México.


Andrés Manuel López Obrador celebró su primer hito: 100 días al mando de la segunda economía latinoamericana, un país duro de gobernar sumido en una guerra fraticida manchada de cocaína y corrupción, con una economía maltratada y un vecino rubio que les quiere levantar la cerca. Aun así, el líder de la “cuarta transformación” ha logrado grandes niveles de apoyo popular. 

De la mano de su nuevo partido Morena, el líder de la izquierda mexicana se presentó por tercera vez a las elecciones presidenciales de 2018, con un discurso centrado en la adopción de planes sociales que ayuden a superar la desigualdad en el país, así como con un paquete de medidas para terminar con la corrupción en todos los ámbitos. Tras sus primeros 100 días en el cargo, un estudio publicado días atrás por el diario El Financiero asegura que AMLO cuenta con un 78% de aprobación, la cifra más alta obtenida por un Presidente mexicano en los últimos 30 años.

“Hay dos razones para la alta popularidad. Una, es que los Ejecutivos aquí en México tienen una luna de miel de al menos un año y, sobre todo, este Presidente que fue electo con un alto porcentaje de votantes (53%), recibe todavía los efectos de la campaña. La segunda causa es porque se ha mantenido coherente con lo que prometió en campaña, en cuanto a combatir la corrupción y además las medidas que está tomando van encaminadas hacia eso”, explica a La Tercera el analista mexicano Sergio Bárcena.

Estos son los hitos de los primeros 100 días de AMLO:

Las “mañaneras”

Tal como lo hizo cuando ejerció como jefe de gobierno de Ciudad de México, López Obrador realiza conferencias de prensa diarias a las 7.00, algo que marca la agenda informativa de la jornada. La tendencia a esta práctica es un esfuerzo por controlar las narrativas (en Argentina) Cristina Kirchner daba una conferencia todas las noches. Los tuits de Trump son parte de este mismo fenómeno de política de identidad o de individualismo de nosotros contra ellos.

Las conferencias le permiten a López Obrador poner en medios de comunicación el tema de su interés y recomponer discursivamente aquellos asuntos que considere necesarios.

La Guardia Nacional

A mediados de enero se anunció la creación de un polémico cuerpo que se encargará de combatir a las bandas del narcotráfico y el crimen organizado. Pese a tener mayoría en ambas cámaras, Morena tuvo que llegar a acuerdos con todas las fuerzas políticas para el visto bueno de la Guardia Nacional. La propuesta fue fuertemente criticada por organismos defensores de derechos humanos por considerar que implica, eventualmente, la militarización del país. El cuerpo, que contará con 50.000 efectivos de distintas fuerzas militares, estará sujeto al control parlamentario y se prevé que entre plenamente en funcionamiento a mediados del sexenio de López Obrador, en 2021.

Militarizó la policía con la Guardia Nacional y les dio la construcción del nuevo aeropuerto en Santa Lucía, que es una exbase militar. Si eso no es acto de corrupción no sé qué es. Es como darles un negocio sin licitación.

Cancelación del aeropuerto

En octubre, AMLO -entonces Presidente electo- anunció la cancelación de la mayor obra de infraestructura impulsada por el gobierno Enrique Peña Nieto: el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México en Texcoco. Esto, luego de una consulta popular. Tras la resolución, las cúpulas empresariales manifestaron su descontento. Según explica el diario Milenio, el distanciamiento con los empresarios fue reconocido por el propio jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, quien admitió que tras la decisión, la relación entre gobierno y los privados se había enfriado.

Robo de combustible

Con el fin de terminar con el robo de combustible a la estatal Pemex, López Obrador reforzó con miles de efectivos la seguridad en los oleoductos y cambió el modelo de suministro a las gasolineras. Esto llevó al cierre de ductos y a una crisis de desabastecimiento durante varios días en varios estados del país.

El desabastecimiento fue una decisión errónea de su gobierno, sin embargo, supo darle la vuelta a este error vendiéndolo como el combate a la corrupción en Pemex. La realidad es que Pemex como empresa está quebrada e insiste en rescatarla con insuficientes recursos financieros y sin un programa estratégico, lo que ha enviado muy malas señales a los inversionistas.

Guarderías infantiles

Las llamadas estancias infantiles dejaron de recibir subvenciones y, a cambio, AMLO prometió que las ayudas irán directamente a los padres. Una de las características de López Obrador es que ha entregado ayudas directas para evitar usos técnicos y burocráticos.

Opina que es gratis