El presidente chileno Sebastián Piñera tiene una popularidad escuálida y así se lo recordaron este miércoles durante el concierto de Paul McCartney en Santiago.

El ex miembro de The Beatles llegó a Santiago en una gira mundial donde también se presentará en Brasil y Argentina y la presencia del presidente Piñera ya había sido un motivo de polémica la semana pasada, cuando se conociera que el empresario acusado del desfalco del Banco de Talca en la década de los 80s había invitado a todo su gabinete a la presentación. 

Inicialmente se especuló con que las entradas se habían costeado con dinero público, lo que generó fuertes críticas al multimillonario. 

Pues bien, la factura real para Piñera fue una muestra pública de sus bajos niveles de popularidad entre los chilenos. 

En medio del show y como si buscara precisamente esa pifia Paul McCartney nombró a Piñera. “Hoy hay un invitado muy especial, el Presidente”, dijo el músico británico, mientras en ese momento miles de pifias, que duraron cerca de 30 segundo, cayeron por parte de los asistentes del Estadio Nacional hacia el líder de la derecha chilena. 


Opina que es gratis