En una entrevista exclusiva para la revista Foreign Policy, el jefe del Comando Sur de Estados Unidos, Craig Faller, señaló que Beijing está utilizando la desinformación y la “diplomacia de la deuda” para incursionar en Venezuela mientras Maduro continúe en el poder.

Faller no habló sobre los planes específicos de Estados Unidos de realizar una intervención militar para derrocar a Maduro: “El Ejército está mirando un rango de opciones y estará listo para cualquier decisión que tome el presidente….tenemos el balón en la punta de nuestros pies”, dijo.

El Comandante comparó a Maduro con el líder autoritario Bashar al-Assad de Siria y aseguró que ” si Maduro sigue en el poder, la crisis en Venezuela podría acercarse a ese nivel para fines de este año “.

En la entrevista, el almirante Faller señaló que existe una campaña de desinformación diseñada por china para culpar a Estados Unidos por los apagones que devastaron a Venezuela en las últimas semanas.

“Un portavoz del estado en China salió públicamente dando a entender que los apagones fueron atribuibles a los ataques cibernéticos de los Estados Unidos…Eso es una mentira tan descarada. Los apagones se atribuyen al liderazgo inepto de Maduro, la corrupción, la falta de atención a su gente y la falta de preocupación por cualquier humanidad (…) Creo que la mayor amenaza para la democracia y la forma de vida en todo el mundo es la tendencia que vemos en China”, dijo Faller.

Dijo que China estaba tratando de hacer valer el control económico en Venezuela invirtiendo en infraestructura y otorgando préstamos cuantiosos que Caracas tendría dificultades para pagar. Para 2014, el Banco de Desarrollo de China había otorgado a Venezuela más de 30 mil millones de dólares en préstamos vinculados a la producción de petróleo y le ha vendido más de 615 millones de dólares en armas a Venezuela en los últimos 10 años.

“China está cubriendo sus apuestas y está siendo inútil para Venezuela”, dijo Faller. “Para una nación que desea hacer valer su reclamo entre las grandes naciones, ciertamente no están respetando los derechos humanos, la soberanía y la democracia”.

El Comando Sur identifica que 17 de las 31 naciones latinoamericanas se han unido a la Iniciativa Cinturón y Carretera de China; Mientras tanto, 23 albergan proyectos de infraestructura en China, incluidos 56 puertos en toda la región. China ha otorgado a los países latinoamericanos más de $ 150 mil millones en préstamos desde 2005.

El Pentágono también está cada vez más preocupado por la nueva estación terrestre del espacio profundo de China en Argentina, desde la cual los militares chinos pueden monitorear y potencialmente atacar a los satélites estadounidenses y aliados.

“El grado en que China estaba invirtiendo en todos los elementos de poder en la región es sorprendente y preocupante”, dijo Faller.

Opina que es gratis