La idea de que el fin del mundo será un problema para las generaciones futuras está comenzando a irse al carajo. Aunque Donald Trump y uno que otro bolas tristes sin tanto poder como el presidente gringo digan que esa cosa llamada cambio climático no existe, la realidad nos está comenzando a pegar en la cara.

Osos buscando comida a kilómetros de su hábitat natural, ballenas con la panza inflada de plástico y así y así y así. 

Hoy, una impactante imagen que demuestra cómo el bloque de hielo se ha ido derritiendo en Groenlandia ha dado la vuelta al mundo en las últimas horas. Repitiéndonos esa verdad que no queremos ver.

Se trata de una fotografía captada por el climatólogo Stefeen M. Olsendurante la tarde del 13 de junio.

Tal como recoge el portal Mashable, Olsen se dirigió a la enorme isla situada entre los océanos Atlántico y Ártico para retirar los instrumentos de medición que instalaron en el hielo en el marco de la misión Blue Action.

Sin embargo, una vez que el experto llegó al lugar, se sorprendió al notar que había una espesa capa de agua.

“Steffen Malskaer tuvo la difícil tarea de recuperar nuestros amarres oceanográficos y la estación meteorológica en el hielo marino en el noroeste de Groenlandia este año”, escribió Rasmus Tonboe, científico que compartió la imagen en su cuenta de Twitter.

“El derretimiento rápido y el hielo marino con baja permeabilidad y pocas grietas dejan el agua derretida en la parte superior”, explicó en la publicación.

Posteriormente, el autor de la imagen explicó que las comunidades en Groenlandia dependen del hielo marino para el transporte, la caza y la pesca.

“Los eventos extremos, como esta inundación del hielo por un abrupto derretimiento de la superficie, son un llamado para mejorar la capacidad predictiva en el Ártico”, detalló.

Según indica un artículo de la agencia Euro News, diversos estudios demuestran que el calentamiento global tiene un gran impacto en el Ártico.

Cabe destacar que cada vez el hielo Ártico tiene menos espesor, debido a que con el tiempo se derrite con mayor facilidad.

Por su parte, un artículo de la agencia estadounidense Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) mostró cómo el mar de Bering se ha ido quedando casi sin hielo. En comparación a lo que ocurría en 2014, el cambio es evidente.

NOAA
NOAA

Los expertos han señalado que en la década de 1970, Groenlandia ganó un promedio de 47 gigatoneladas de hielo por año (Gt/año), antes de perder un volumen equivalente en la década de 1980.

El deshielo continuó a este ritmo en la década de 1990, antes de una fuerte aceleración a partir de la década de 2000 (187 Gt/año) y especialmente a partir de 2010 (286 Gt/año).

El hielo se está derritiendo seis veces más rápido hoy que en la década de 1980, según los investigadores. Según precisaron, los glaciares de Groenlandia por sí solos han contribuido a un aumento de 13,7 milímetros del nivel del mar desde 1972.

Opina que es gratis