El informe anual de la ACNUR (agencia de la ONU para los Refugiados), arrojó que un total de 70.8 millones de personas han huido de sus países debido a las pandillas, abusos sexuales, conflictos de guerra, represión, entre otras.

El reporte anual ‘Global Trends’ publicado por el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, incluye desde el número de refugiados hasta los solicitantes de asilo y desplazados internos en todo el mundo hasta finales de 2018, en algunos casos tras décadas viviendo lejos de su hogar.

Grandi envió un mensaje a Donald Trump y a otros líderes mundiales señalando que es “perjudicial describir a los migrantes y refugiados como amenazas para el empleo y la seguridad en los países receptores. Normalmente, ellos mismos huyen de la inseguridad y el peligro”.

Según ACNUR, 70.8 millones de personas se vieron obligados a dejar sus casas hasta finales del año pasado, desde alrededor de 68.5 millones de 2017, y casi un 65% más que hace una década. De ellos, casi tres de cada cinco (más de 41 millones de personas) estaban desplazados dentro de su propia nación.

Los menores de edad componen la mitad de la población de refugiados, en 2018, desde un 41% de 2009, aunque la cifra actual se parece a la de los últimos años.

Por los menos 138 mil 600 de jóvenes deambulan solos o fueron separadas de sus familias y sus hogares, 27 mil 600 de estos niños pidieron asilo por su cuenta, sumándose a un total de 111 mil niños refugiados sin compañía, registrados el año pasado.


Con información de ADN

Opina que es gratis