El régimen de Nicolás Maduro se encargó de recibir a la alta comisionada por los derechos humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, en su visita de observación en medio de la crisis en Venezuela.

Sin embargo, a través de las autoridades del Sebin, el chavismo también se preocupó en hacer operativos de limpieza, pintura y abastecimiento de agua a los presos políticos dentro de la cárcel del Helicoide, donde suelen mandar a los opositores a la dictadura.

 La finalidad de estas acciones que no se hicieron antes y que se ejecutan con motivo de la llegada de la observación internacional de las Naciones Unidas fue denominada “Operación Bachelet”, según la periodista de investigación de Venezuela, Sebastiana Barráez.

 Sebastiana Barráez informó que hubo un inusual operativo médico en la sede del Sebin, en Caracacas, con la finalidad de corroborar el estado de salud de los presos, a quienes también les dieron la oportunidad de comunicarse con sus familiares a través del teléfono público del centro penitenciario.

 Todo el procedimiento fue grabado para tener videos como pruebas y mostrárselo a Michelle Bachelet, quien visitó en su calidad de alta comisionada de los derechos humanos de las Naciones Unidas la crisis en Venezuela.

“Ojalá que la señora Bachelet no se quede con los videos porque a estas alturas debe entender que ningún preso va a decir en un video el infierno que vive cuando sobre su cabeza está la amenaza de seguir preso, de ser torturado, golpeado y hasta asesinado”, expresó Sebastiana Barráez.

Opina que es gratis