Los agentes de la Policía Federal de México convocaron esta semana una huelga general en la capital mexicana para protestar contra la orden del Gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), de formar parte de la Guardia Nacional.

La protesta de miles miembros de la Policía Federal escaló a tal punto que algunos portavoces demandan que el expresidente Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) sea su líder sindical en las negociaciones con el Gobierno Federal.

El pasado domingo, López Obrador dio el banderazo de salida de la Guardia Nacional, la institución con la que pretende combatir la delincuencia y pacificar uno de los países más violentos de la región.

Ante la “carencia de una corporación nacional de policía profesional“, López Obrador optó por crear este cuerpo de carácter mixto –civil y militar– para cubrir 266 regiones en los 32 estados de la República. Mientras se completa este ambicioso objetivo de formar 140.000 elementos en cinco años, el Gobierno federal incorporará a miembros procedentes del Ejército, Marina y la Policía Federal.

DEMANDAS DE LA POLICÍA

La incorporación de la Policía Federal en la Guardia Nacional ha creado el primer conflicto político y administrativo en el nuevo plan de Gobierno.

Este miércoles, cerca de 1.000 elementos de la Policía Federal se manifestaron a las afueras de las instalaciones de la corporación en la alcaldía Iztapalapa, en Ciudad de México, para rechazar su incorporación a la Guardia Nacional, debido a que supuestamente no se respetarían la liquidación, jerarquía y antigüedad, manifestaron.

Este cuerpo fue creado por el expresidente Calderón para ayudar también en labores contra el narcotráfico. A diferencia de las demás policías en el país, el sueldo promedio de este cuerpo está por encima del resto.

El sueldo promedio de un policía federal de nivel básico es de 16.775 pesos mensuales (unos 882 dólares) y con prestaciones puede alcanzar los 28.461 pesos (1.497 dólares), según un estudio de la Universidad Iberoamericana.

Durante la protesta, los manifestantes exigieron que se les respete un sueldo de 30.000 pesos mensuales (unos 1.578 dólares).

RECHAZO DE AMLO

López Obrador aseveró que los miembros de la Policía Federal están en su derecho de manifestarse, pero negó que en esta ocasión tengan una base real para hacerlo.

Es un movimiento que no tiene razón de ser, no tiene fundamento, no es una causa justa, porque no hay despidos, no se están quitando salarios, prestaciones, continúa la misma situación que prevalecía“, señaló durante su tradicional conferencia matutina.

Además, el presidente mexicano planteó que había una “mano negra” en este movimiento, pues los principales organizadores de la protesta del miércoles “no trabajan en la Policía Federal“.

Opina que es gratis