El Ministerio de Defensa de Colombia pasó a retiro a cuatro generales del Ejército por su presunta implicación en un entramado de corrupción, en un nuevo escándalo que sacude a las ya cuestionadas fuerzas armadas del país.

Los cuatro militares son Adelmo Fajardo, segundo comandante del Ejército, Juan Vicente Trujillo, comandante de la división de Asalto Aéreo, Francisco Javier Cruz, jefe del Departamento de Implementación y Estabilización, y el jefe del Departamento Conjunto de Planificación y Transformación, César Augusto Parra León.

La decisión ha tenido lugar una semana después de que el general Jorge Romero, jefe de Acción Integral del Ejército, también fuera retirado del cargo a raíz de una publicación de la revista ‘Semana’ sobre presunta corrupción dentro de esa Fuerza Armada.

La Procuraduría General de Colombia (Ministerio Público) también ha abierto una investigación preliminar contra los generales Adelmo Fajardo, Jorge Romero y Eduardo Quirón, del comando de Apoyo de Contrainteligencia, por presuntamente formar parte de la red de corrupción dentro del Ejército.

Los fiscales buscan establecer la veracidad de las denuncias presentadas por ‘Semana’, que reveló la existencia de una red de corrupción que exigía dinero a particulares (entre ellos varios empresarios) para expedirles autorizaciones de porte de armas y que, además, usaba recursos de la institución para financiar viajes familiares al extranjero.

Dicha red también habría ofrecido unos 100 millones de pesos (unos 30.000 dólares) a quien diera información sobre los integrantes del Ejército que en mayo pasado revelaron al diario estadounidense ‘The New York Times’ una orden dada por el alto mando militar que abriría la puerta a nuevas ejecuciones extrajudiciales o “falsos positivos”.

Opina que es gratis