El gobernador regional de Tacna, Juan Tonconi, lanzó un duro mensaje al consulado chileno ubicado en esa ciudad, y los amenazó con quitarles el inmueble si no dan solución a la situación de los migrantes venezolanos que se encuentran en la zona y que desean ingresar a Chile.

Se trata de la primera autoridad peruana que emite un reclamo público por el flujo de venezolanos que se encuentran en Perú y que intentan ingresar, infructuosamente, hacia el territorio chileno.

“Pueblo de Tacna, hemos esperado pacientemente los trámites de visación de los ciudadanos venezolanos en el consulado chileno, en la ciudad de Tacna, quienes han generado interrupción al libre tránsito, desorden y malestar para los vecinos adyacentes al local del consulado chileno”, aseguró en un mensaje emitido a través de las redes sociales.

“El gobierno regional de Tacna se ha visto obligado a exhortar al consulado chileno dar urgente solución al problema migratorio de los ciudadanos venezolanos y través de este documento iniciamos el trámite correspondiente”, agregó.

El gobernador aseguró que si no se tiene una respuesta positiva, darán inicio al trámite de recuperación del local del consulado chileno, que se ubica en la casona histórica de Tacna, calle Presbítero Andía.

Desde el ministerio de Relaciones Exteriores de Chile prefirieron optar por el silencio y aclararon a la prensa de ese país que el tema será discutido en la semana.

Sin embargo, algunos parlamentarios de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara sí hablaron con la prensa local

El presidente de la comisión, el socialista Jaime Naranjo dijo a la emisora BioBio que no ve como una amenaza las palabras del gobernador, sino como una reacción de una persona que se encuentra en frente a una situación caótica y lo que está buscando es apoyo.

Por otro lado el también integrante de la comisión, el derechista Issa Kort calificó las palabras de “imprudentes y mal intencionadas”, por lo que llamó a la autoridad peruana a “no sacar ventajas políticas” de la crisis migratoria que afecta al pueblo venezolano.

El excanciller y actual senador José Miguel Insulza aclaró que el gobernador de la ciudad limítrofe no tiene la potestad para mover al consulado chileno de su actual edificio en Tacna.

Insulza aseguró que el Gobierno debería hacer un empadronamiento de los migrantes que se encuentran en el lugar, y no estar disponible para ninguno más.

“La emergencia son las personas que están ahí desde el principio, no son los que van llegando todos los días. El Gobierno perfectamente podría cortar este asunto si fuera menos porfiado el subsecretario Ubilla”, sentenció a la emisora.

Opina que es gratis