La creciente deforestación llevó a Alemania a suspender parcialmente los fondos enviados a Brasil con el objetivo de financiar proyectos que buscan preservar la selva amazónica. La decisión del país europeo «refleja la gran preocupación por el aumento de la deforestación en la Amazonia brasileña», señaló la Embajada de Alemania en Brasil al medio Folha.

La creciente deforestación llevó a Alemania a suspender parcialmente los fondos enviados a Brasil con el objetivo de financiar proyectos que buscan preservar la selva amazónica.

La decisión del país europeo «refleja la gran preocupación por el aumento de la deforestación en la Amazonia brasileña», señaló la Embajada de Alemania en Brasil al medio Folha de Sao Paulo.

La destrucción de la selva sudamericana en Brasil aumentó un 88% en junio y un 278% en julio, en comparación con el mismo período de 2018, según datos del Instituto Nacional de Investigación Espacial del país (INPE).

El Gobierno brasileño ha afirmado, sin embargo, que los datos son poco confiables y engañosos, apunta. El presidente Jair Bolsonaro criticó en distintas ocasiones las informaciones oficiales acerca de la deforestación y consideró que pueden afectar acuerdos comerciales con otros países.

La relación de Brasil con países europeos en cuestiones ambientales se ha deteriorado significativamente desde la llegada de Bolsonaro a la Presidencia, a principios de 2019, recordó el medio brasileño.

Angela Merkel, canciller alemana, afirmó ver con gran preocupación las acciones del actual Gobierno brasileño con relación a la deforestación. El presidente francés, Emmanuel Macron, por su parte, dejó en claro que posibles acuerdos con Brasil dependerán directamente de la política ambiental del país.

Opina que es gratis