El presidente argentino Mauricio Macri no sabe cómo salir a flote después de que su barco neoliberal se hundiera estrepitosamente. Su única salida hasta ahora ha sido apostar por ese “populismo” que él condenó en su primera campaña presidencial y que hoy, con las elecciones perdidas, no tiene reparo en usar. 

Después de un anuncio que pareció un chorro de babas a los mercados y que no bastó para frenar el alza del dólar  ni del riesgo país, el empresario anunció nuevas de medidas de alivio ante la esperada disparada de la inflación, al eliminar el impuesto a las ventas (IVA) a los alimentos básicos, a dos meses y medio del comicio en que buscará su reelección.

“Vamos a eliminar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) del pan, la leche y otros alimentos”, anunció el mandatario en las redes sociales, en otra reacción a las turbulencias cambiarias tras su revés en las elecciones primarias del domingo que llevaron a una depreciación del peso de más de 20%.

Otros productos alimenticios que bajan de 21% a cero el tributo al consumo hasta diciembre son el pan, leche, aceite de girasol, azúcar, pastas secas, arroz, harinas de trigo, polenta, yerba mate (infusión), conservas, yogur y huevos, dijo en rueda de prensa el ministro de Producción, Dante Sica.

El objetivo es “morigerar los aumentos de precios” que seguirán a la devaluación del peso.

Hasta julio Argentina acumula una inflación de 25,1%, una de las más altas del mundo.

Sica aclaró que la medida no implicará una baja automática de precios y anunció que el ministerio “hará controles con sus inspectores” en los puestos de venta.

La reducción del IVA a la comida fue históricamente un reclamo de la central obrera CGT, los movimientos sociales y los partidos de centro e izquierda.

Macri calificaba hasta ahora a este tipo de demandas como “populismo y demagogia”, que atribuye en particular a su principal rival en la carrera presidencial, el kirchnerista Alberto Fernández, quien se impuso en las primarias por 47% a 32%, lo que provocó una crisis en el oficialismo.

“Esto no es demagogia ni electoralismo”, dijo Sica.

Macri lanzó esta semana un paquete de medidas para aliviar a la clase media, golpeada por la crisis económica, que incluye beneficios salariales y reducción en el impuesto a la renta.

Opina que es gratis