El Presidente Sebastián Piñera canceló una multa de 5 millones de pesos chilenos (unos 7.000 dólares) luego que la Dirección de Obras Municipales (DOM) de Pucón diera cuenta de que no existía una recepción final por su casa de verano, lo que lo tuvo sin pagar impuestos por casi 30 años.

Esto fue informado por el abogado de Piñera, Walter Graf, quien consignó a La Voz de Pucón que el monto ya fue pagado a la Tesorería de la Municipalidad de Pucón.

En el fallo del Juzgado de Policía Local de Pucón, a cargo del juez Alfonso Podlech, se da cuenta de la denuncia presentada por el diputado DC Gabriel Ascencio y la directora de Obras, Lorena Fuentes, contra Piñera.

“En consecuencia se le condena al pago de una multa a beneficio municipal ascendente a cien (100) unidades tributarias mensuales, como autor de la falta denunciada en su contra consistente en construcciones sin permiso”, consigna la resolución judicial.

Esto, mientras el representante legal del Mandatario asegurara a tribunales que las viviendas se encuentran en proceso de regularización y que Piñera no estaba al tanto de situación, por lo que la recepción definitiva de las propiedades en la zona de Renahe se realizarán en las próximas dos semanas.

Y es que para el tribunal, “se encuentra plenamente acreditada la veracidad de la falta denunciada de no existir a esta fecha aún recepción definitiva de las obras construidas en la propiedad de Camino a renahue S/N, Km. 2, rol 132-8 de la comuna de Pucón de propiedad del denunciado don Miguel Juan sebastián Piñera Echeñique”.

Sin embargo, se rechazó la solicitud del diputado Ascencio de demoler las propiedades, ya que no se encuentra dentro de las competencias del Juzgado de Policía.

El caso salió a la luz pública en abril pasado, cuando un reportaje de EL DÍNAMO diera cuenta de el 2 de abril de 1993, el por esos días senador Sebastián Piñera inscribió a su nombre una propiedad de 20 hectáreas a las orillas del Lago Caburgua, en la Región de La Araucanía. El terreno fue adquirido de manera oficial el 21 de abril de 1989 a raíz de una compra de derechos hereditarios acordada en 1987.

El terreno de 200.000 m2 ha accedido a cuatro permisos de edificación otorgados a nombre de Piñera. Sin embargo, ninguna de estas autorizaciones tramitó la Recepción Definitiva de obras lo cual ha impedido el avalúo del Servicio de Impuestos Internos. Con esto, se configura una evasión de contribuciones que se arrastra por cerca de 30 años.

Según los registros disponibles en la plataforma digital de la Tesorería General de la República, entre 2009 y 2017 figuran cerca de 40 pagos de contribuciones asociados a la propiedad del Presidente en Lago Caburgua (ROL 132-8).

El último de estos corresponde al 30 de noviembre de 2017 por $531. Igual monto que se repite en el pago de septiembre del mismo año y que no varía significativamente en los periodos anteriores.


Con información de El Dínamo

Opina que es gratis