Luego de varios días de intenso debate, la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados de Chile despachó el proyecto de ley que busca rebajar la jornada máxima laboral de 45 a 40 horas semanales.

La iniciativa –impulsada por la diputada comunista Camila Vallejo– afirma que el actual régimen laboral chileno “no permite a los trabajadores desarrollar una vida familiar o disponer de tiempo libre para educarse o entretenerse”. La legisladora considera que reducir la jornada se vuelve algo fundamental para “ajustarse a los nuevos tiempos”.

La propuesta ha recibido varias críticas del gobierno chileno y también de los sectores empresariales, que se quejan de que no se está considerando responsablemente todos los efectos que esta medida podría tener sobre los trabajadores que laboran con horarios flexibles y los que tienen renta variable.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ya había señalado anteriormente que este proyecto “es inconstitucional porque significa gasto público”. Según el mandatario, un parlamentario “no puede generar gasto público, porque entonces nadie se haría cargo de los equilibrios”.

Desde el ejecutivo no descartan acudir al Tribunal Constitucional para frenar la iniciativa. El Gobierno también trabajan para impulsar su propio proyecto que reduce la jornada laboral de 45 a 41 horas promedio semanales como máximo, teniendo como eje la flexibilidad de horario y permitiendo al trabajador acordar cómo puede distribuir sus horas.

La Comisión de Trabajo ya había aprobado el lunes el eje central del proyecto de la diputada vallejo, mientras que este martes se aprobó el último artículo de la iniciativa, que establece que no se podrá reducir los salarios de los trabajadores pese a la disminución de horas trabajadas.

Sin embargo, la diputada chilena Karol Cariola, otra de las impulsoras de este proyecto, también había reconocido que no hay estudios sobre lo que va significar para el país esta medida. De acuerdo con la legisladora se desconoce “cuántas empresas en concreto se van a cerrar o cuántas empresas se van a abrir, o cuántos empleos se van a cerrar o se van a abrir”.

Ahora la iniciativa pasará a la sala de la cámara de diputados, donde deberá ser discutida y continuar con su tramitación.

Opina que es gratis