Cuando se firmó el acuerdo, el FMI proyectó para 2019 una evolución del PBI del 1,5% (cayó un 1,3%),  inflación del 17% (real: 54,4%), tasas de interés del 22,5% (hoy: 85,3%) y U$S 69.000 millones de reservas (U$S 54.000 millones en la actualidad). 

El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) reveló que, en el último año, 8 de cada 10 dólares que ingresaron a la Argentina luego del acuerdo realizado con el Fondo Monetario Internacional se fugaron. En detalle, el informe expone que los desembolsos del FMI hasta el momento fueron de 44.867 millones de dólares, mientras que entre la salida de dólares del sistema formal y la salida de los capitales especulativos suman 36.640 millones de dólares.

“El FMI financió la fuga de capitales, en un proceso claramente insostenible y que incumple los principios reflejados en la propia Acta Constitutiva del FMI”, resumió la universidad. “Las proyecciones que realizó el FMI al firmar el acuerdo distan radicalmente de la realidad. En este aspecto, el Fondo equivocó desde un comienzo el foco verdadero de los principales problemas que aquejan a la Argentina”, explicó el documento universitario.

El FMI proyectó una evolución del PBI del 1,5% y el PBI cayó un 1,3%; una inflación del 17%, finalmente es de 54,4%; tasas de interés del 22,5%, ahora llegan al 85,3%; y U$S 69.000 millones de reservas, cuando ahora se estiman en U$S 54.000 millones.

En base a los datos del IPC elaborado por el INDEC, el informe subraya que la diferencia entre el nivel de inflación pronosticado por el Gobierno y el FMI en el acuerdo, frente a los niveles actuales, ya supera los 37 puntos porcentuales.

“La inflación fue subestimada. En la carta de intención firmada en junio del año pasado, el FMI proyectaba una inflación interanual al final del 2019 del 17%: la inflación real ronda el 54%, al menos triplica la pronosticada por el Fondo actualmente”, apuntó el informe.

Por último el informe remarca en base a datos del Ministerio de Hacienda, que mientras el FMI pronosticó dos años de crecimiento, el PBI cayó un 2,5% en 2018 y ahora el mismo organismo estima que sufrirá una caída del 1,3% en 2019.

“Según el FMI, la ayuda financiera ocasionaría una mejora de todos los indicadores económicos de la Argentina, promoviéndose de esta manera el crecimiento económico, mejora del empleo y reducción de la pobreza. Ninguna de estas cuestiones ocurrió”, concluyó la Universidad de Avellaneda. 

Opina que es gratis