Colombia vivirá un hecho histórico: por primera vez un expresidente declarará ante la justicia en condición de investigado. Álvaro Uribe Velez, el hombre que cambió la constitución para alargarse cuatro años el gobierno, declara ante la Corte Suprema en un caso por falsos testigos y soborno. 
La historia del proceso se remonta a febrero de 2012, cuando el senador de izquierda Iván Cepeda promovió un debate de control político en contra del expresidente  en el que formuló duras acusaciones contra él y su hermano Santiago Uribe Vélez, de quienes dijo estuvieron involucrados en acciones de paramilitarismo, como la creación del Bloque Metro de las Auc. A raíz de ese debate, los denunció penalmente por varios delitos. Ese mismo día, Álvaro Uribe acudió a la Corte Suprema y denunció al congresista Cepeda por supuestamente orquestar un cartel de falsos testigos ofreciéndoles beneficios jurídicos, económicos, medidas cautelares y ubicación fuera del país, a cambio de que lo sindicaran a él de cometer delitos en asocio con paramilitares.

¿Qué investiga la Corte Suprema?

El tribunal se tomó siete años para adoptar una decisión. Primero concluyó que Iván Cepeda no abusó de sus funciones como congresista, ni determinó a los reclusos mediante sobornos, además de que actuó como vicepresidente de la Comisión de Derechos Humanos y miembro de la Comisión de Paz. La denuncia la archivó, pero le dio un giro al caso: compulsó copias para investigar al expresidente por soborno y fraude procesal. Lo mismo pidió para el congresista Álvaro Hernán Prada. Hoy, Uribe debe explicar a la Corte Suprema qué tiene que ver con la supuesta manipulación de testigos que han hablado en su contra.

¿Quiénes son los testigos?

En total, son 42. Pero los claves son: Juan Guillermo Monsalve, quien ha mencionado la supuesta relación entre los Uribe y grupos paramilitares y grabó una conversación de las presuntas presiones por parte de Diego Cadena para retractarse.

También esta Carlos López alias “Caliche”, excompañero de Monsalve, quien en interceptaciones ordenadas por la Corte explicó que también fue contactado para cambiar su versión de los Uribe.

Otro de los exparamilitares testigos en el caso es Pablo Hernán Sierra, alias “Alberto Guerrero”, exjefe del bloque paramilitar Cacique Pipintá, quien también ha dado detalles de la supuesta relación entre los Uribe y grupos paramilitares. Sin embargo, hay otras declaraciones que apuntan a que él no podía saber nada de esa relación, pues no estuvo en el nacimiento del bloque Metro.

Carlos Enrique Vélez es otro testigo. Aunque primero dijo que Cepeda lo había contactado para que hablara  contra Uribe, su versión cambió en las últimas semanas. Dijo que quien lo contactó fue el abogado  Diego Cadena para que diera esta versión.

También está Eurídice Cortés, alias “Diana”, miembro del bloque Cacique Pipintá, quien asegura que Cadena le pidió que grabara un video desmintiendo a alias “Alberto Guerrero”, y que recibió $700.000 de manos del abogado Diego Cadena para contactar a otros exparamilitares que testificaran en su misma dirección.

John Jaime Cárdenas, alias “Fosforito”, y Fauner José Barahona, alias “Racumí”, serían dos de los testigos que le dirían a la Corte que quien los contactó para declarar contra Uribe fue Cepeda.

Otros testigos son los extraditados “Mancuso”, “don Mario” y “El Tuso” Sierra, a quien, dice la Corte, Uribe le pidió que hiciera un video desacreditando a un testigo en el caso de su hermano Santiago Uribe.

¿Qué tiene que ver el abogado Diego Cadena?

Desde que se supo del llamado a indagatoria para Uribe, el nombre de este abogado salió a relucir como una pieza clave dentro del proceso. Según la investigación, Cadena habría recorrido varias prisiones buscando testimonios a favor del expresidente, quien ha sido su cliente. Al parecer habría ofrecido dinero a cambio. Él ha dicho que lo han extorsionado. La Fiscalía tiene tres investigaciones en su contra por una supuesta suplantación y una estafa. El hoy senador Uribe no ha explicado todavía el papel de Cadena dentro de su proceso.

¿Qué puede pasar luego de la investigación?

Luego de escuchar a Uribe en indagatoria, la Corte tiene varias posibilidades para seguir avanzando en la investigación, las cuales incluyen lo que la prensa colombiana llama eufemísticamente una medida de aseguramiento en centro carcelario —es decir, una orden de captura—, una medida que implique prohibirle salir del país u ordenar que el hoy senador afronte el resto de su proceso penal en libertad.

¿Qué ha dicho Uribe?

El expresidente ha insistido desde el comienzo de este novelón jurídico-político que quien manipula y ajusta testimonios para su conveniencia es el senador Iván Cepeda. Uribe ha repetido en varias ocasiones que tiene pruebas de que todo se trata de un complot en su contra y que fue Cepeda el que visitó 21 veces a un testigo clave en el caso, Juan Guillermo Monsalve, para que testificara en contra del ex primer mandatario. Además, Uribe ha cuestionado que la Corte Suprema de Justicia no lo haya escuchado en versión libre antes de tomar su decisión y que el alto tribunal haya chuzado su número celular sin control judicial previo. La Corte explicó que lo había hecho por error.

¿Qué ha dicho Cepeda?

El senador ha advertido desde el comienzo que él y su defensa han presentado todas las pruebas que demostrarían que Uribe sí ha buscado a exparamilitares para cambiar sus versiones. Uno de sus abogados le entregó al alto tribunal audios en los que el testigo Monsalve habría hablado con el abogado Cadena y éste le habría pedido que se retractara. Además, el senador ha pedido mesura dentro del proceso. Asegura que su contraparte ha desplegado “una agresiva y desleal campaña” en medios de comunicación, redes sociales y plazas públicas de algunas ciudades para desacreditar el proceso y el papel de los magistrados.

Opina que es gratis